Federación Ecuatoriana de Fútbol gradúa entrenadores, pero pocos contratan a nacionales


Carlos Torres Garcés, entrenador ecuatoriano. Foto: Archivo

La última vez que un técnico ecuatoriano dirigió a la selección mayor fue en el premundial rumbo a Sudáfrica 2010, cuando se llamó a Sixto Vizuete para que asumiera de urgencia, tras el despido del colombiano Luis Fernando Suárez, en un proceso que el cotopaxense –que ahora dirige a la sub-20 de Bolivia– no había iniciado.


Desde ahí, y tras el requisito fijado por Carlos Villacís –expresidente de la FEF– para comandar a la Tricolor, las chances para un nacional ya no existen: que no sea de Ecuador. Esto, pese a que la Federación abrió en 2008 el Instituto Superior Tecnológico de Fútbol.

Tan pocas oportunidades tienen los ecuatorianos en la FEF y en los clubes que desde 1990 solo tres han sido campeones del torneo local: Polo Carrera (Liga, hace 29 años), Carlos Torres Garcés (1994, Emelec) y Carlos Sevilla (Emelec 2001 y Deportivo Quito 2008).
Carlos Torres Garcés: ‘A muchos les truncan sus carreras por ser mayor el interés por el DT foráneo’

Carlos Torres Garcés exhibe en su palmarés como entrenador –tan exitoso como el que tiene como talentoso exvolante– un título en el torneo Hispanoamericano de Valencia, Venezuela, con la Tricolor sub-17 en 1991 (de la que surgieron Agustín Delgado e Iván Hurtado), la corona nacional de 1994 con Emelec y el subtítulo con los millonarios en 2006.

Y al combinado mayor el Palillo lo condujo a una resonante victoria 1-0 ante una Argentina liderada por Diego Maradona en un amistoso en el Monumental, en 1994. Ese historial no basta. Es parte de los técnicos nacionales que no gozan de la confianza dirigencial. ¿Por qué no se les dan posibilidades a los ecuatorianos de dirigir en el país?, se le pregunta al exfutbolista de El Nacional, Emelec, Barcelona, Nueve de Octubre y el Toluca mexicano.El Palillo –que dio vueltas olímpicas con los militares, eléctricos y toreros– no se explica la razón de que si existen varias promociones de graduados del Instituto Tecnológico Superior de Fútbol, que es parte de la Federación, pocos tengan trabajo.

“Aparentemente no sirve de nada estudiar casi tres años en el Instituto, porque los estrategas nacionales no encuentran o no tienen una plaza en los clubes del país. Debería existir una legislación para que en las universidades y en los colegios a ellos les permitan laborar”.

Sobre preferencia del foráneo sobre el adiestrador local dice Torres Garcés que en otras partes del mundo es distinto. “Existe un criterio más universal. Aquí tenemos gente muy preparada para dirigir en todos los niveles, pero a muchos les truncan sus carreras. Deben tenernos confianza”.

El excónsul de Ecuador en Alicante, España, considera grave que la Selección no cuente con un técnico nacional y repitió que es “una suerte de fatalidad” que la anterior directiva de la Federación haya puesto como principal requisito para dirigir a la Tricolor no ser ecuatoriano. “Es doloroso porque se da a entender que no estamos capacitados ni siquiera a estar en una lista nominados para ir a la Selección”.

Además, discrepa con que los únicos capacitados para dirigir sean los que salen del Instituto de la Ecuafútbol”.




Tulio Quinteros: ‘Tenemos un título académico, pero no oportunidades’

Para Tulio Quinteros “es inaudito” lo que le ofrecen como sueldo a los técnicos ecuatorianos en las categorías respecto a lo que cobran los extranjeros. Con la vehemencia de sus épocas de futbolista en Deportivo Quevedo, Barcelona, Valdez, Deportivo Cuenca y La Serena (Chile). Al esmeraldeño le preocupa que el tiempo transcurra y no aparezca una oportunidad de poner en práctica lo que aprendió en el Instituto Tecnológico Superior de Fútbol de la Federación.

“El trabajo de los entrenadores ecuatorianos se ve plasmado en lo que hace la sub-20. Lo que hacen los DT foráneos es escoger a los jugadores y se van a los torneos, pero somos los técnicos ecuatorianos los que siempre estamos preparando a los futbolistas. Por ende, debemos luchar por la oportunidad que nos corresponde después de habernos preparado, la mayoría, en el Tecnológico. Vienen los extranjeros y se encuentran con los futbolistas ya formados”, dice el exdefensa y exvolante.

Quinteros cuenta que “cuando Luis Chiriboga presidía la FEF nos excluyó a los entrenadores del estatuto del organismo” y que “luego se creó el Tecnológico y al graduarnos el presidente ya era Carlos Villacís, que también presidía la Comisión Académica. Pero nos hizo caso omiso, pese a que dijo que en el 2016 íbamos a empezar a dirigir las formativas”.

El exseleccionado cree que “no es dirigir por dirigir. Uno obtuvo una carrera que costó dinero y sacrificio y te quieren dar $ 200 o $ 300 por trabajar en una categoría inferior. Pero cuando viene un extranjero son $ 4.000 o $5.000 lo que les pagan, así sea en formativas. Aquí hablo de los casos concretos del hijo de (Marcelo) Trobbiani (Pablo, que labora con los canarios) y otros extranjeros que ha traído Alfaro Moreno a las divisiones menores de Barcelona”.

Para Quinteros “está bien que vengan los extranjeros, pero tenemos un título y queremos una oportunidad. Los años pasan y de qué sirve la experiencia de haber jugado fútbol, tener un título académico si no podemos hacer nada”.

El DT espera ayudar a más jóvenes para que se afiancen como futbolistas. “Porque ahora nos van a inundar con un quinto jugador foráneo” en el torneo, dijo.
Polo Carrera: ‘Un día la FEF va a traer del exterior hasta cocineros’

Polo Carrera es uno de los futbolistas de mayor riqueza técnica que ha dado el país y su brillante carrera como jugador la prolongó como técnico. En esa función le dio a Liga de Quito un título (1990), un subcampeonato a El Nacional (1994), ascendió a Espoli y Delfín y tuvo campañas notables con Aucas y Deportivo Quito. Pero la falta de confianza en el DT ecuatoriano prácticamente lo ha retirado como entrenador.

Como el de Carrera hay varios casos. ¿Porqué? “Depende de los dirigentes. Están convencidos de que el extranjero es mejor. Un ejemplo, y lo analizo como profesional, no como persona. Eduardo Favaro fue penúltimo con El Nacional (2018) y de inmediato lo contrató Aucas. Si eso le sucedía a un compatriota, no tenía otra chance. Son cosas que pasan”.

Se le recuerda al exjugador de los uruguayos Peñarol y River y del brasileño Fluminense que la falta de oportunidades no solo se da a nivel de clubes, también en la FEF, que trajo de vuelta a Hernán Gómez.

“Muy pocos técnicos (foráneos) que han llegado a la Selección piensan en tener un asistente nacional. Los extranjeros tendrían que trabajar por obligación con ecuatorianos. Más bien, los que vienen traen a todo su equipo de extranjeros. Quizá algún día van a traer hasta los cocineros del exterior. La FEF y los clubes no respaldan al nacional”, se quejó.

El exvolante de Liga (Q), Barcelona, América, Católica, y otros clubes también habló del Instituto Tecnológico de la FEF: “Hace algún tiempo no he ido, pero será bueno saber qué clase de docentes hay. No quito mérito a nadie, mas es necesario conocer la estructura del Instituto y saber la capacidad de quienes trabajan ahí”.

Se le recuerda que tampoco los egresados del Instituto tienen muchas opciones y sus carreras pueden terminarse.

Responde Carrera: “Ese es otro tema. Ahí se gradúan muchos chicos que invierten un gran dinero y después no tienen dónde dirigir. Es una cosa espantosa. Salen unos 70 técnicos graduados y la mayoría sin un horizonte laboral. Al no tener dónde laborar se van a dirigir en las ligas barriales, en torneos juveniles y no tienen garantía de llegar a un equipo de primera, aunque sea de asistente”. (D)


FUENTE: El Univeso-Ecuador
https://www.eluniverso.com/deportes/2019/02/03/nota/7170014/fef-gradua-entrenadores-pocos-contratan-nacionales






Comentarios

Entradas populares de este blog

Banfield eliminó a Independiente del Valle de la Copa Libertadores

Ecuador estará presente en La Vuelta al Táchira junto a equipos de Chile, Colombia e Italia.